c/ Tuset, 20, 4º
08006 Barcelona
ESPAÑA
Tel. (+34) 93 368 76 68
Fax (+34) 93 237 33 92
info@valls-abogados.es

Aplicación de beneficios fiscales a filiales sin personalAplicación de beneficios fiscales a filiales sin personal

Sí a la aplicación de beneficios fiscales a sociedades filiales cuando su gestión administrativa se concentra en la matriz, no teniendo la filial ningún empleado

01.10.2010

Regularmente algún cliente nos hace la pregunta de si la filial de un grupo puede beneficiarse de ciertas ventajas fiscales teniendo en cuenta que la filial no tiene empleados ni órganos de gestión regular que las gestionen directamente y que la dirección de estas filiales se realiza directamente desde la matriz, donde se centralizan todos los servicios administrativos y donde está ubicado todo el personal. De una aplicación estricta de las normas fiscales, no podrían aplicarse ciertas ventajas fiscales, ya que estas habitualmente están asociadas a la existencia de personal que gestione la sociedad (para así evitar fraudes de sociedades pantalla).

Afortunadamente la administración española parece que no es tan estricta en ciertos casos y permite aplicar las ventajas fiscales que solicite una filial al considerar que debe mirarse a todo el grupo en su conjunto, como una unidad económica racional, tal como se acredita en dos consultas de la administración tributaria de 19.2.2010 y 11.2.2010.

En el primer caso se discute si las empresas filiales que gestionan la producción eléctrica de energía renovable y que no tienen empleados (por estar centralizada la gestión en la matriz), pueden beneficiarse de libertad de amortización al contratar personal nuevo, aun cuando la sociedad filial no tenga empleados. En el segundo caso, se examina si la matriz de un grupo de filiales en el extranjero, destinadas exclusivamente al alquiler de inmuebles, puede beneficiarse de una exención de la renta generada en el extranjero, aun cuando las filiales no tengan personal, lo que es un requisito para considerar a estas rentas como empresariales y, por ello, poderse declarar exentas en España.

En ambos casos, la administración resuelve que la aplicación de una norma que ofrece una ventaja fiscal no puede provocar que, para cumplir el sentido literal de la norma, se llegue a una situación de ineficiencia empresarial, como sería, tener que contratar personal cuando, por la forma en que se gestiona el negocio, el personal se concentra en la matriz, aceptando en ambos casos la aplicación de la ventaja fiscal prevista.

Volver arriba